Gestión del Talento

Los cambios en la forma de comunicarnos, la ruptura de las barreras para encontrar información y las redes sociales como plataforma para la construcción de comunidades de interés, ha permitido que las personas desarrollen actividades como aficionado, pero incorporando estándares profesionales. Estas personas, son denominadas por Charles Leadbeater y Paul Miller como Pro-Am.

En el informe The Pro-Am Revolution (2004), los autores plantean una nueva división a lo largo de la línea entre aficionados y profesionales, como se puede observar en la figura Nro. 1, en un extremo se encuentran los profesionales, pero cerca tenemos los quasi-profesionales (es decir aprendices). A medida que avanza de izquierda a derecha a lo largo de la línea, aumenta la cantidad de conocimiento, tiempo y dinero que se invierte y se obtiene de la actividad. Se considera que los Pro-Am operan en un rango alrededor del tercer cuarto de la línea.

ica2-linea-proam

Los Pro-Am en la Gestión del Conocimiento.

Los Pro-Am requieren de una organización social para el desarrollo de habilidades y adquisición de conocimiento de forma prolongada y sistemática, que luego son transmitidos como parte del flujo de conocimiento de la comunidad, enseñando a otros o transmitiendo de forma informal a sus compañeros.

El conocimiento, que alguna vez estuvo unicamente en manos solo de los profesionales y sus instituciones, comenzarán a fluir a las redes de aficionados. Las categorías crudas, todo o nada para repartir la sociedad -el ocio versus el trabajo, profesional versus amateur- necesitarán ser repensados. Pro-Am traerá nuevas formas de organización a la vida, que son colaborativas, en red, de estructura ligera y en gran medida autorreguladas.

La nueva fuerza motriz, la creación de nuevas corrientes de conocimiento, nuevos tipos de organizaciones, nuevas fuentes de autoridad tendrán su origen en los Pro-Am.

Los Pro-Am y la Innovación.

Los Pro-Am han venido tomando cada vez mayor importancia como fuente de innovación, tal como se indica en el informe The Pro-Am Revolution se destacan 3 aspectos:

  1. Pueden ser innovadores disruptivos. Las innovaciones a menudo inician en mercados experimentales marginales en lugar de mercados masivos convencionales. Los Pro-Am buscan nuevas ideas, incluso cuando parece que no hay dinero disponible para nuevos desarrollos.
  2. Lideran la innovación en uso. El desarrollo de nuevos productos puede ser probados en comunidades distribuidas de pro-am, lo que a su vez permite el desarrollo de nuevas innovaciones en paralelo.
  3. Son vitales para la innovación del servicio. Los Pro-Am desempeñan un papel importante en el desarrollo de nuevos estándares de servicio, porque son consumidores líderes, más informados y asertivos.

En resumen, los Pro-Am desempeñan un papel cada vez más importante en la innovación empresarial, desafiando el paradigma de que la innovación comienza en los laboratorios de I+D, provocando que las ideas fluyan desde los usuarios ávidos hacia los productores. Las comunidades Pro-Am son los nuevos laboratorios de I+D de la economía digital.

La importancia de los Pro-Am en el diseño de experiencias de empleado.

Aun cuando la innovación a partir de la experiencia del usuario es un área que viene trabajando el departamento de marketing y se encuentra en pleno crecimiento, la identificación de los pro-am y su agrupación en comunidades es el nuevo reto de las personas que se encuentra a cargo de la gestión de talento humano de las empresas.  Este reto empieza con la transformación digital de los procesos de la gerencia de recursos humanos, exploración de datos que permitan la identificación de aficiones con características Pro-Am, agrupación en comunidades y diseño de experiencias de empleados únicas y memorables. Este esfuerzo traerá como resultado el aumento del compromiso de los empleados hacia la organización, redundando en bienestar y salud empresarial, así como el desarrollo de habilidades y competencias para las tareas diarias en las empresas, alimentando de esta forma la cultura de innovación.

Los pro-am internos de una organización pueden convertirse en protagonistas de innovaciones disruptivas y de hecho en los principales innovadores.

FacebookTwitterLinkedInWhatsAppEmail