Capacidades de Innovación

Invertimos enormes esfuerzos en configurar instrumentos de evaluación y control que nos sirven para crear un diagnóstico “en la nube”, no real, pero que a luces del ejercicio de checking nos reconforta porque todo esta como debe, es decir, en verde.

En mi trayectoria de proyectos me encuentro a menudo con esta situación en cuadros directivos y de gestión, sobre todo en el momento de medir, de los resultados esperados, de los indicadores, de las metas.

Pero, ¿por qué está en verde?, pues en múltiples ocasiones porque no estar en verde es casi imposible salvo catástrofe. Preparamos los rangos del “semáforo” para que el indicador nos ofrezca este resultado. También puede suceder que “manipulemos” los inputs del indicador para que produzca el verde.

Por tanto, metas muy muy conservadoras, medir lo que nos interesa no lo que interesa, crear instrumentos para influir en los inputs, etc., son situaciones que encuentro a menudo.

Os estáis engañando y además estáis desaprovechando el valor del amarillo y rojo para todo el escenario del conocimiento, el aprendizaje, la mejora, la innovación, etc.

No hay peor conducta que la falsedad en los inputs necesarios para la toma de decisiones. Suele pasar que cuando llegan momentos de crisis en las organizaciones afloran las deficiencias consentidas y cambian de color rápidamente esas métricas.

Para finalizar, ¿qué imagen da una organización cuando tiene todo en verde y tras una auditoría externa rigurosa sólo queda un 20% en ese color?. ¿Reímos?, ¿lloramos?, ¿a dónde miramos?, ¿qué nos decimos?

El verde como resultado sincero, no como premisa.

FacebookTwitterLinkedInWhatsAppEmail