Innovación

Una de las grandes preguntas cuando se trata de Innovación es: ¿la innovación es un proceso aislado o es posible dirigirlo?

Uno de los grandes problemas acerca de la innovación es la creencia de que es un proceso aleatorio y no un proceso que puede ser dirigido. Existen varias metodologías que permiten ayudar a desarrollar procesos de innovación duraderos en el tiempo. En ICA2 manejamos la metodología MI® desarrollada por el CENTRIM (Centre for Innovation Management) de la Universidad de Brighton (UK).

Para nosotros, una innovación sólo está completa cuando se ha agregado valor a partir de una idea que no necesariamente es novedosa para el mundo, pero sí lo es para la unidad que la adopta. Es así como la innovación exitosa debe, primero, encontrar muchas ideas prometedoras, explorarlas en profundidad, comprometerse totalmente con un número limitado de ellas; hacerlas realidad y obtener beneficios reales que agreguen valor a la organización.

Un estudio realizado en USA, por el Doblin Group, sobre los problemas de algunas organizaciones para innovar han encontrado que:

Buena parte de las veces la innovación falla. No debería pasar y usted como gestor de Innovación no debería dejar que sucediera.

  • La innovación casi nunca falla por falta de creatividad. Casi siempre es por falta de disciplina.
  • La manera más certera de fallar es centrándola solamente en Innovación de Productos. Los innovadores más exitosos se centran en muchos tipos de innovación.
  • Los innovadores exitosos están siempre analizando el comportamiento de la innovación en su industria. Luego, de forma consciente consideran las oportunidades de innovar de maneras diferentes.
  • La innovación puede ser dividida en sus elementos constituyentes y puede ser analizada. Cuando usted hace esto, posiblemente aprenderá el porqué de la mayoría de los fallos y de los pocos triunfos.
  • La innovación puede ser construida de manera sistemática. Hacerlo de esta manera aumenta sus posibilidades de éxito exponencialmente.

Lo anterior explica porque los procesos de innovación nunca son lineales, es decir, muchas veces debemos volver sobre nuestros pasos y buscar nuevas rutas para seguir avanzando.

Te invitamos a construir un conjunto de competencias para gestionar la innovación desde su planteamiento estratégico y operativo a través de nuestro curso de formación Gestión de la Innovación.

FacebookTwitterLinkedInWhatsAppEmail