Gestión del Talento

Sin foco no hay resultados. Necesitamos foco para desarrollar un negocio, para determinar cualquier estrategia, para establecer prioridades, para considerar resultados esperados. Este foco en el tema de la gestión del conocimiento no pasa inadvertido y es preciso abundar en él durante ciertos ejercicios de reflexión.

Yo hablo de establecer el reto de conocimiento, y casi todos los participantes en estos ejercicios para pensar se hacen una composición de lugar basada correctamente en los procesos “de negocio” críticos y cómo se vertebra el uso del conocimiento en ellos.

Así se puede crear foco y luego enfocarlo, como un proyector, tiene foco pero hay que mover el ajuste de la lente para visualizar la imagen correctamente, sin ese enfoque no se puede sacar provecho del foco.

De esta forma, se puede hablar de unos enfoques generales que sintetizan muchos de los resultados obtenidos en los citados ejercicios, a saber:

  • Organización del conocimiento.
  • Comunicación del conocimiento.
  • Mejora de las competencias.
  • Colaboración.
  • Innovación y mejora

Sepamos diferenciar el reto de conocimiento de cada uno y enfocarlo a través de subproyectos que se deben configurar para determinar ese grado de ajuste necesario, es decir, el planteamiento específico a trabajar.

FacebookTwitterLinkedInWhatsAppEmail