Condiciones Organizativas para la Innovación

Hoy se habla mucho de “innovación”, hasta podríamos decir que es el tema de moda. Pero ¿qué significa innovar? Desafortunadamente la mayoría de las empresas no tiene muy claro cuál es el camino para convertirse en una empresa innovadora. Para aquellas empresas que desean innovar es necesario que respondan las siguientes preguntas.

  • ¿Conocemos cuál es nuestro punto de partida como Organización?
  • ¿Podemos hacer un análisis objetivo de nuestra situación actual?
  • ¿Es posible convertir la Innovación en algo medible y concreto?
  • ¿Podemos evaluar en qué punto real nos encontramos como empresa, y como sector?
  • ¿Podemos aprender de organizaciones de otros sectores?
  • ¿Queremos que nuestra opinión cuente?
  • ¿Podemos mejorar la Competitividad gracias a la “Cultura de la Innovación”?

Hablemos de cultura.

Empecemos por definir que es cultura:

“Conjunto de modos de vida y costumbres, conocimientos y grado de desarrollo artístico, científico, industrial, en una época, grupo social o un país” (DRAE).

Según la UNESCO:

La cultura… puede considerarse…como el conjunto de los rasgos distintivos, espirituales y materiales, intelectuales y afectivos que caracterizan una sociedad o un grupo social.

También podemos tomar la definición de la Enciclopedia Británica:

“Cultura es: el patrón integrado de conocimientos, creencias y conductas humanas que depende de nuestra capacidad para aprender y transmitir ese conocimiento a generaciones futuras” (Enciclopedia Británica)”.

Podríamos decir entonces que la cultura de una organización, como la cultura de un país, se comunica a través de los sentidos (como luce, suena, y se siente dentro de sus límites) y por su “mitología”; las historias que las personas se cuentan unas a otras con el fin de “culturizar” a los nuevos miembros y fortalecer, alinear y dar forma a una conducta apropiada a seguir dentro de la organización.

Cultura organizacional y la innovación.

La cultura organizacional forma la voluntad de las organizaciones para tomar riesgos e innovar.

La innovación depende fuertemente de la “Cultura de la Organización” es decir cómo nos comportamos -como organización- frente a los retos que nos presentan el mercado y el entorno, y como los resolvemos. De cuanta atención le prestamos al entorno y a nuestros competidores y sobre todo como reaccionamos frente a los cambios que afectan a la sociedad y que por ende nos afectaran en el corto plazo.

La cultura organizacional proporciona un patrón para medir el “ajuste” de las innovaciones y las ideas riesgosas. Las ideas y acciones que parecen ajenas a la cultura provocarán una “reacción organizacional inmune” y por lo tanto serán rechazadas.

Conoce nuestra acción formativa Gestión de la Innovación, donde te facilitaremos un marco operativo que te permitirá articular los procesos que conducen a la innovación en las organizaciones.

FacebookTwitterLinkedInWhatsAppEmail